Esta frase resume a la perfección la esencia de cómo los colores interactúan entre si. Desde estos posts vamos a ir descifrando poco a poco la teoría del color, y aunque en principio parezca un tema farragoso es muy fácil de entender.

Antes de seguir leyendo, hazte estas preguntas ¿Puedo aplicar la teoría del color a mi vida cotidiana?  ¿además de decoración puedo emplear estos conocimientos para vestirme mejor? ¿las personas con buen gusto se hacen? La respuesta a todas estas preguntas es SÍÍÍÍ. Con lo cual puedes unirte a este blog y ver que tus esfuerzos se verán recompensados.

En primer lugar, tenemos que saber qué es el círculo cromático ya que nos ayudará a crear armonías de color de forma sencilla. En el círculo cromático de la imagen se representan los colores primarios secundarios y terciarios. Los primarios son el azul ultramar, el rojo bermellón y el amarillo cadmio. Cuando mezclamos 2 primarios creamos un secundario y cuando mezclamos un primario con un secundario aparece un terciario.

Al observar el círculo vemos que cada color tiene a sus lados dos que armonizan con él, y en el lado opuesto del círculo cromático está su complementario u opuesto. Cuando unimos complementarios como el rojo y el verde obtenemos el máximo contraste. Todos hemos visto en el cine esos bonitos establos americanos pintados en rojo que destacan de manera impresionante con el fondo verde de los pastos.

granja2

Ahora podemos entender un poco mejor lo que nos dijo Marc Chagall en la frase con la que iniciaba este post.

Antes de seguir adelante tengo que aclarar que existen otras organizaciones para el círculo cromático, sólo comentar que el que vamos a utilizar en estas explicaciones es el llamado color pigmento que se representa por RYB (RED-YELLOW-BLUE) que es el que se ha utilizado en pintura desde el renacimiento. Muchos de vosotros habréis visto otras clasificaciones como: RGB que es el circulo para imágenes como .jpg y video, también CMYK para impresión, etc. Pero no vamos a meternos en jardines.

Podéis poner esto en práctica dibujando vuestro propio circulo cromático: con acuarela, pintura acrílica o tempera (la que utilizábamos en el colegio). Os ayudará de forma sencilla a memorizar el circulo cromático.

circulloharris
Color Wheel (Moses Harris, 1766)

Y ¿qué pasa con el blanco, negro, grises, etc? POCO A POCO IREMOS HABLANDO DE ELLOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies